Reveriano Soutullo Otero

Fecha
Categoría
Compositores
Reveriano Soutullo Otero

Reveriano Soutullo Otero (Ponteareas, 1880-Madrid, 1932)

Es uno de los compositores más influyentes e importantes del primer tercio del siglo XX. Su tándem con compositores como Lorenzo Andreu Cristóbal ou Pablo Luna Carné en sus inicios, así como Juan Vert Carbonell en su madurez artística, lo convirtió en uno de los compositores más prolíficos en obras colaborativas. Obras como La serenata del pueblo (1909), La paloma del barrio (1911), Amores de Aldea (1915), La leyenda del beso (1924), Encarna la Misterio (1925), La del Soto del Parral (1927), ou El último romántico (1928), serían los títulos con los que recorrería el camino del triunfo.

Soutullo, trabajador incansable, desempeñó en Madrid el cargo de copista para la recientemente creada Sociedad de Autores Españoles, además de tocar el cornetín en todo tipo de agrupaciones. Su experiencia como copista, arreglista, compositor y adaptador llevó al editor Ildefonso Alier Martra a interesarse por él y a contratarlo en su editorial.

El compositor pondría en numerosas ocasiones de manifiesto tanto su condición de gallego, como el compromiso con su Galicia natal, participando en jurados de concursos, certámenes de bandas de música, orfeones celebrados en dicha comunidad, así como aportando obras propias o instrumentaciones del repertorio internacional para interpretación de piezas obligadas en dichos eventos. Su interés por la música gallega, que conocía en profundidad, se manifestó en las distintas entrevistas que le hicieron, así como en el discurso que leyó el 20 de octubre de 1929 en el homenaje que le rindieron en Ponteareas.

Como editor de El Modernismo Soutullo y Villanueva, dotó de repertorio ajeno y propio a las bandas de música gallegas, contribuyendo a la educación musical de los miembros de estas agrupaciones, así como a la formación de un público que, a principios del siglo XX, no tenía muchas oportunidades de escuchar compositores gallegos o repertorio de los grandes compositores de la historia de la música en  transcripción para banda. La culminación de su creación para las mencionadas agrupaciones se llevó a cabo en 1929 con la composicióndo del pasodoble  Puenteareas. También compuso una serie de obras para sexteto, violín y piano, voz y piano, coro, orfeón, coro mixto y para piano solo.

Alejo Amoedo Portela

Accede a los contenidos de nuestras publicaciones para visualización online y descarga