“Pepe Curros dinamizó la vida musical de Santiago durante más de cincuenta años”, según la musicóloga brasileña Leslie Freitas

“Pepe Curros dinamizó la vida musical de Santiago durante más de cincuenta años”, según la musicóloga brasileña Leslie Freitas

Leslie Freitas de Torres (Sao Paulo, 1984) ha sido distinguida con el premio Domingo Fontán de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Santiago por su trabajo José Gómez Veiga-Curros. El rostro de la música compostelana. Está dotado con dos mil euros y se prevé su publicación al amparo del Consorcio. El acto de entrega se celebró en la sede de la entidad, ubicada en la praza de Salvador Parga, con la asistencia del rector de la USC, Antonio López. “Cuando recibí la noticia del premio lloré mucho y llamé a mi familia para contarles sobre esta bendición”, declara la brasileña asentada en Santiago desde hace cinco años, y añade que es el “reconocimiento” a una tesis “bien realizada y orientada, con especial mención” a los profesores José Ignacio Suárez García y Javier Garbayo Montabes.

Pepe Curros (Santiago, 1864 – Vigo, 1946), como se le conocía, fue un músico de “gran prestigio” en el ámbito local. Su dominio del instrumento le llevó a desempeñar “tempranamente” el cargo de segundo violín en el Teatro Principal y en la Capilla de Música de la Catedral de Santiago. La investigadora destaca que Curros obtuvo premios en diversos certámenes de la época, además de participar él mismo en el jurado de otros, al tiempo que realizó una labor docente “muy significativa: Impartió clases en la escuela de música de la propia Sociedad Económica santiaguesa y en el colegio de sordomudos y de ciegos. Su trabajo educativo fue reconocido por la población y galardonado en 1935 con la Medalla del Trabajo”. Como compositor, dedicó su obra a diversos tipos de formación, como agrupaciones de cámara, banda, orquesta y coro, y sus partituras fueron interpretadas en cafés, teatros e iglesias de la ciudad en diferentes contextos, que incluyeron veladas literarias y musicales, según agrega la investigadora.

“Curros dinamizó la vida musical de la urbe, durante más de cincuenta años, a través de su continuado trabajo como intérprete, profesor de violín, director y compositor. Así, en 1944 fue nombrado miembro de la Real Academia Gallega de Bellas Artes”, indica Freitas. Tras su fallecimiento, la cabecera histórica La Noche lo definió como “fragmento vivo de la historia de la ciudad, un florón de Compostela”, subraya la musicóloga para ilustrar que lo tenían como un “eximio músico, consagrado en su tiempo y olvidado hoy”. También califica su prolífica producción como uno de los “mayores fondos existentes de música gallega”, donde sus composiciones, con títulos y letras en gallego, valoraban su tierra y particularidades: “Sus melodías inmortalizaron versos de Rosalía de Castro como Airiños da miña terra o A orillas del Sar”. La autora del trabajo premiado indica que la documentación consultada fue “muy extensa e inédita en su mayor parte”, con un peso significativo de fuentes primarias, exigiéndole una “larga dedicación a la búsqueda, análisis y transcripción, siendo laborioso y arduo el proceso de recopilación”.

A la pregunta de por qué se interesó por la figura de Curros, Freitas responde que hasta la fecha nadie había elaborado su trayectoria detallada y un catálogo de sus partituras, por lo que se decidió a asumir el “reto”. Como aportación significativa señala la recuperación del patrimonio musical decimonónico y la puesta en valor de un personaje que merece ser reconocido por su predisposición a elevar Galicia a través de la música. “Creo que lo más importante de mi trabajo es haber hecho la biografía y su contextualización histórica, así como la catalogación profesional de todas sus obras conocidas hasta hoy, un total de 37, de las que solo he podido editar 26 completas. Esta información servirá ya para investigaciones posteriores sobre el compositor; sin duda, uno de los principales impulsores de la música en Galicia entre los siglos XIX y XX”, concluye.

Leslie Freitas, licenciada en Música por la Universidad de Brasilia y doctora en Historia del Arte y Musicología por la Universidad de Oviedo, dará continuidad a su trabajo publicando en Youtube media docena de piezas del autor para voces masculinas. “Es un proyecto que estoy iniciando con mi colega y músico Anderson Rodrigues da Silva. Grabará con el trombón cuatro melodías correspondientes a las cuatro voces, que tras montarlas se podrán escuchar al unísono”. Se trata de A lúa de Cangas, Froles que n’abrochan, As mariñas, Bos amores, Meses d’o inverno fríos y Rompe o día. Al comentarle que el grupo de pulso y púa Troyanos de Compostela acaba de presentar el disco “Viva Galicia”, que responde al título de una pieza de Curros incluida en la grabación, manifestó su sorpresa y admiración: “Está de maravilla. Quiero verlo y escucharlo”.